Embolización prostática

Información para el paciente: Embolización prostática: Tratamiento sin cirugía de la hiperplasia prostática benigna (aumento del tamaño de la próstata)

Aviso importante: La intención del contenido de esta pagina es servir como fuente de información sobre la embolización prostática para pacientes con sospecha o con diagnóstico de hiperplasia prostatica (próstata aumentada de tamaño). Favor leer la sección “descargos de responsabilidad” – la información presente tiene propósitos generales y no debe usarse para diagnósticar o tratar cualquier enfermedad, luego de leer la presente página Ud. necesitará más información para cualquier toma de decisión, para lo cual puede escribirnos directamente, enviar un correo o llamar, todas estas opciones en la sección de “Citas”. Nuestro grupo “Nuestros especialistas” es uno de los más calificados y experimentados en cuanto a la embolización prostática y procedimientos de radiología internvencionista en Colombia.

El tratamiento de la próstata sin cirugía es posible: Más de 20 años de experiencia mundial con la embolización prostática en pacientes debidamente seleccionados demuestran:

  • Tratamiento seguro y efectivo
  • Sin cirugía a través del pene ni cirugía abierta
  • Sin cicatrices
  • Con menor tiempo de recuperación
  • Sin anestesia
  • Sin riesgos de incontinencia, disfunción eréctil, sangrado o eyaculación retrograda.
Imágenes 3D embolización prostática.

Por qué cada vez mas hombres eligen la embolización prostática para mejorar sus síntomas?

  1. Es el tratamiento más minimamente invasivo posible en la actualidad:
    • La embolización prostática te evita cicatrices, no hay heridas, no hay dolor durante el procedimiento, no hay necesidad de anestesia general, recuperación muy rápida de 1-3 días.
  2. Altas tasas de éxito terapéutico:
    • Los estudios clínicos y nuestra experiencia demuestra que la embolización prostática reducen el tamaño de la próstata y alivia los síntomas del agrandamiento prostático (HPB) en la mayoría de los pacientes seleccionados como candidatos para el procedimiento.
  3. Muy rápida recuperación:
    • La mayoría de los pacientes recuperan su vida normal en poco tiempo (en promedio de 1-3 días). Por lo tanto digale adiós a tener que quedarte hospitalizado o internado en una clinica.
  4. Minimos efectos secundarios o adversos:
    • Los procedimientos tradicionales para el agrandamiento prostático incluyen la disfunction erectil, eyaculación retrograda, sangrados importantes o la incontinencia urinaria. La embolización prostatica minimiza todos esos riesgos y mejora tu calidad de vida.
  5. Procedimiento ambulatorio:
    • Ingresas y sales el mismo dia de la sala de proedimiento, a recuperarte en la comodidad de tu domicilio.

Por qué preferirnos para tratar su próstata sin cirugía?

LOGO INOVA Radiologia Intervencionista2

Somos el grupo médico especializado en radiología intervencionista con mayor experiencia en la embolización prostática y en la realización de procedimientos en radiología intervencionista en Medellín – Colombia.

Trabajamos con la mejor tecnología que permite un procedimiento seguro y efectivo. Contáctenos para evaluar como podemos ayudarlo.

Continúa leyendo para conocer sobre el método que permite tratar la próstata agrandada sin cirugía, sin anestesia, sin sonda vesical, de manera menos invasiva!!!

¿En que consiste y qué es la embolización prostática?

Embolizacion prostatica 2

La embolización prostática o la embolización de arterias de la próstata es un nuevo tratamiento para la hiperplasia benigna de próstata, con la suficiente evidencia científica que avala su uso y aplicación en los pacientes con aumento del tamaño de la próstata, funciona para aliviar la obstrucción a la salida de la orina.

Este procedimiento ha sido recientemente incluido en las guías de práctica clinica de la sociedad americana de urología en Estados Unidos como una opción de tratamiento para los pacientes que padecen de aumento del tamaño de la próstata. Por ende avalando su uso para el manejo de estos pacientes brindando la confianza de que no se trata de un procedimiento empírico.

El procedimiento es útil para disminuir la obstrucción o el bloqueo del trayecto de salida de la orina, haciendo que la próstata mejore su tamaño, todo esto sin la necesidad de anestesia general o de invadir el pene.

Todo esto se logra ocluyendo los vasos sanguíneos arteriales que irrigan o que nutren la próstata, produciendo intencionalmente isquemia o disminución del flujo a la próstata para lograr que esta se reduzca o se marchite, disminuyendo el volumen de la próstata con lo que el canal o el tracto de salida de orina queda liberado y mejorará el flujo de orina a través de él. A continuación un video explicativo:

Que es el agrandamiento prostático o hiperplasia/hipertrofia benigna de próstata?

La hiperplasia prostática benigna (HBP) consiste en el aumento de tamaño de la próstata. Esto da lugar al estrechamiento de la uretra y a sus síntomas secundarios que se denominan síntomas urológicos bajos. Aparece a partir de la 5ª a 6ª décadas de la vida y afecta a más del 50% de los hombres mayores de 60 años. Su incidencia aumenta con la edad de forma que todos los hombres llegarán a padecerla si llegan a vivir lo suficiente. A partir de los 70 años, el 75% de los hombres presenta al menos un síntoma.

El agrandamiento prostático, también conocido como hiperplasia prostática benigna (HPB) o hipertrofia prostática benigna, es una afección médica común que afecta a muchos hombres a medida que envejecen. Se refiere al aumento del tamaño de la glándula prostática, que es una parte del sistema reproductor masculino. La próstata rodea la uretra, el conducto que transporta la orina desde la vejiga a través del pene. Cuando la próstata aumenta de tamaño, puede ejercer presión sobre la uretra y causar una serie de síntomas urinarios.

La HPB no es una enfermedad maligna ni está relacionada con el cáncer de próstata. Es una afección benigna, lo que significa que no es cancerosa ni se propaga a otras partes del cuerpo. Sin embargo, el agrandamiento de la próstata puede causar molestias y síntomas urinarios que afectan la calidad de vida de los hombres afectados.

El agrandamiento prostático suele ser una afección crónica que progresa lentamente con la edad, y los síntomas pueden variar en gravedad de una persona a otra. Si experimenta síntomas relacionados con la próstata, es importante buscar atención médica. Hay varias opciones de tratamiento disponibles, desde cambios en la dieta y medicamentos hasta procedimientos médicos o quirúrgicos, dependiendo de la gravedad de los síntomas y las necesidades individuales del paciente.

Manifestaciones o síntomas del agrandamiento prostático:

Los síntomas más frecuentes son disuria tramsitoria y aumento en la frecuencia urinaria descritos hasta en el 10-16% de los pacientes. La tasa de complicaciones mayores es baja (0.3%).

El agrandamiento de la próstata, también conocido como hiperplasia prostática benigna (HPB), es una afección común en los hombres a medida que envejecen. Los síntomas pueden variar en gravedad y pueden incluir:

  1. Dificultad para orinar (disuria): La HPB puede obstruir la uretra, lo que hace que sea difícil comenzar y detener el flujo de orina. Puede sentir que la orina fluye débilmente, o puede tener que hacer un esfuerzo para orinar.
  2. Necesidad frecuente de orinar (poliaquiuria): Puede sentir la necesidad de orinar con más frecuencia, especialmente durante la noche (nicturia).
  3. Urgencia urinaria: Puede sentir una fuerte urgencia de orinar, a veces con poca antelación.
  4. Sensación de no poder vaciar completamente la vejiga: Después de orinar, puede sentir que su vejiga aún no está completamente vacía.
  5. Goteo postmiccional: Después de orinar, puede experimentar goteo de orina.
  6. Incontinencia: En casos más graves, la HPB puede llevar a la incontinencia urinaria, lo que significa la pérdida involuntaria de orina.
  7. Infecciones del tracto urinario (ITU): Debido a la retención de orina y la dificultad para vaciar la vejiga por completo, algunas personas con HPB pueden ser más susceptibles a las infecciones del tracto urinario.
  8. Chorro de orina débil o intermitente: Puede notar que su chorro de orina es débil o intermitente debido a la obstrucción en la uretra.
  9. Sangre en la orina (hematuria): En algunos casos, la HPB puede causar sangre en la orina, aunque esto es menos común.

Es importante señalar que no todas las personas con agrandamiento prostático experimentan todos estos síntomas, y la gravedad de los síntomas puede variar ampliamente de un individuo a otro. Si experimenta alguno de estos síntomas, es importante que consulte a un profesional de la salud, como un urólogo, para un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento adecuado. El tratamiento puede incluir cambios en la dieta, medicamentos o, en casos más graves, procedimientos quirúrgicos para aliviar la obstrucción.

Donde se realiza la embolización prostática?:

El equipo tecnológico que permite realizar la embolización prostática se conoce como Angiografo, y se ubica en una sala especial que con la ayuda a hacer posible el tratamiento. Se trata de una mesa especial conectada a una maquina de rayos X que permite guiar al especialista mientras manipula catéteres y demás insumos medicos dentro de las arterias del paciente, sin necesidad de heridas o cicatrices.

7499666914 8a75f9fa2c h 3

Pronóstico después de la embolización prostática:

El pronóstico después de una embolización prostática puede variar de un paciente a otro y depende de varios factores, incluyendo la razón por la que se realizó el procedimiento, la condición general de salud del paciente y cómo responde el cuerpo al tratamiento. La embolización prostática es un procedimiento utilizado para tratar condiciones como la hiperplasia prostática benigna (HPB) o el sangrado prostático, y su efectividad puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes.

En general, la embolización prostática a menudo se considera un procedimiento seguro y efectivo para tratar ciertos problemas prostáticos. Los pacientes suelen experimentar mejoras en los síntomas después del procedimiento, como una reducción en los problemas urinarios asociados con la HPB, como la dificultad para orinar o la necesidad de orinar con frecuencia.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, como con cualquier procedimiento médico, puede haber riesgos y complicaciones asociados. Algunos de estos riesgos pueden incluir infección, sangrado, dolor, inflamación y, en casos raros, problemas más graves. El pronóstico dependerá de cómo se manejen estos riesgos y de la respuesta individual de cada paciente al procedimiento.

Es fundamental que los pacientes sigan las recomendaciones de su equipo médico después de la embolización prostática, que incluyen el seguimiento regular y la gestión adecuada de cualquier efecto secundario o complicación que pueda surgir.

En resumen, el pronóstico después de una embolización prostática suele ser positivo en términos de mejora de los síntomas relacionados con la próstata, pero puede variar según la situación individual de cada paciente. Siempre es importante discutir el pronóstico y las expectativas con su médico antes de someterse al procedimiento y seguir sus recomendaciones de cuidados posteriores para obtener los mejores resultados posibles.

Menor tasa de morbilidad con la embolización prostática a comparación con la cirugía o la resección transuretral de la próstata: esto hace referencia a menor probabilidad de incontinencia urinaria, eyaculación retrograda, infecciones urinarias, disfunción eréctil.

Se espera una disminución del volumen prostático entre 3-6 meses posterior a la realización de la embolización, aunque la mayoría de los pacientes mencionan cambios desde el primer mes después de la embolización.

¿Por qué preferir el tratamiento sin cirugía: embolización prostática?:

Las principales ventajas son:

  1. No requiere invadir el pene o la vía urinaria: menor molestia menores riesgos de infección
  2. No se necesita anestesia general: El tratamiento se realiza bajo anestesia local con una pequeña punción en la ingle. Sin los riesgos anestésicos.
  3. No hay necesidad de utilizar sonda: El tratamiento no requiere dejar sonda o catéter en la vejiga.
  4. Riesgo de incontinencia 0: Sin salida involuntaria de orina.
  5. Sin sangrados: Sin sangrado por la orina, sin necesidad de transfusiones sanguíneas.
  6. Sin riesgo de disfunción eréctil.
  7. Sin riesgo de eyaculación retrograda
  8. Recuperación en 1-3 días.

Años de experiencia clínica han demostrado que la embolización es un tratamiento seguro y efectivo, ofreciendo:

  • Seguridad (poca probabilidad de complicaciones).
  • Efectivo para mejorar síntomas y reducir tamaño de la próstata.
  • No se extrae la prostata.
  • No quedan cicatrices.
  • Similares tasas de efectividad vs. resección transuretral
  • Mejores tasas de efectividad y seguridad vs. resección abierta.
  • Con menor tiempo de incapacidad, regreso más rápido a la actividad laboral.
  • Mejor tasa de recuperación al comparar con la cirugía.

Qué esperar luego de la embolización prostática?

IMG 1290

Disminución del volumen prostático: Permitiendo que pueda evacuar mejor la orina mejorando sus síntomas. Este efecto comienza luego del primer mes después del procedimiento y los mayores efectos se logranluego de 3-6 meses de haberse realizado la embolización prostática

Disminución de la velocidad de crecimiento de la próstata: La embolización no solo hace que mejore sus síntomas, también ayuda a que la próstata disminuya su velocidad de crecimiento, favoreciendo que a futuro Ud. requiera menos tratamientos.

Disminución del sangrado: Este efecto se puede lograr de manera inmediata después de la embolización pues al ocluir el flujo sanguíneo se logrará un adecuado control del sangrado en la mayoría de los casos.

Todo esto con casi nulo riesgo de: incontinencia urinaria, disfunción eréctil, eyaculación retrógrada, infecciones o sangrado.

Control y seguimiento:

Posterior al procedimiento de embolización prostática se realizan controles para objetivizar la reducción de los síntomas asociados al tamaño de la próstata. Se sigue al paciente mínimo 1 año con valoraciones periódicas: clinica para determinar la mejoría sintomática y con estudios para cuantificar objetivamente los cambios en el calibre del chorro y en los demás síntomas urinarios.

Tratamientos disponibles

La tendencia en medicina es realizar procedimientos menos invasivos, con menos tiempo de incapacidad y menos molestias para los pacientes, es por eso que últimamente la próstata se ha comenzado a tratar con métodos menos agresivos y mas recientemente se cuenta con la posibilidad de tratamiento de próstata sin cirugía con la embolización prostática: realizada por vía endovascular (a través de las arterias) para bloquear el flujo sanguíneo a la próstata.

El primer paso es determinar la severidad de los síntomas y los pacientes pueden iniciar un tratamiento con medicamentos para mejorar la salida y el chorro de la orina. En ocasiones muchos pacientes no toleran el tratamiento ofrecido por lo cual pueden cambiar de medicamento, en otras oportunidades los pacientes no se adaptan o no se adhieren a tener que tomar una o dos pastillas al dia, dentro de otras una indicación de encontrar una opción o un procedimiento que mejore su sintomatología.

Dentro de las opciones o procedimientos disponibles para la próstata agrandada o la hiperplasia prostática existen diferentes posibilidades, todas tienen sus Pros y Contras, es decir, no existe tratamiento perfecto solo tratamientos que se ajustan a la severidad actual del paciente en cuanto al tamaño de la próstata y a los síntomas que padecen.

Pregúntale a tu médico sobre las ventajas y desventajas de cada una las diferentes alternativas de tratamiento: manejo médico (medicamentos), cirugía abierta (prostatectomía), cirugía por sonda a través del pene (resección transuretral) y la embolización prostática.

Pocos pacientes conocen la embolización prostática como opción para mejorar sus síntomas…

Lastimosamente, la gran mayoría de los pacientes que van a cirugía de prostatectomía (cirugía donde se extirpa o extrae la próstata), lo hacen sin conocer otras opciones o alternativas terapéuticas y son muy pocas los pacientes que conocen la opción de tratamiento con embolización, los que si conocen la embolización, frecuentemente es porque han investigado por su propia cuenta. 


No todos los pacientes aplican a esta maravillosa técnica, consúltanos para evaluar si Ud. es candidato o elegible para la embolización prostática!

La embolización prostática es un procedimiento que lastimosamente no puede ser aplicado a todos los pacientes con problemas urinarios, es importante para todos los casos una la valoración especializada por tu radiólogo intervencionista permite saber si eres candidato a embolización de próstata.

Nuestro rol: Embolización prostática

Sin importar dónde busques un concepto médico, nosotros recomendamos que tu valoración y manejo se haga por un grupo profesional calificado y en un centro donde se ofrezca seguridad y calidad en la atención.

Nuestro staff médico y grupo de especialistas «Nuestros especialistas» en INOVA Radiologia Intervencionista, es uno de es uno de los más calificados y experimentados en cuanto a procedimientos de radiología intervencionista y embolización prostática para el tratamiento de hiperplasia prostática o el agrandamiento prostático en Medellin Colombia. Estamos localizados en la torre medica 2 el tesoro parque comercial, puedes contactarnos en el siguiente enlace: Citas.

LOGO INOVA Radiologia Intervencionista2

Más info: https://www.ask4pae.com/

Correo: contacto@inovaintervencionismo.com

Celular: +57 324484515

Dirección: Consultorio 845 Torre Medica 2 del Centro comercial el Tesoro, Poblado Medellin – Colombia.

Suscríbete al Newsletter

Articulos Relacionados